Seguidores

jueves, 30 de agosto de 2012

El bullying en niños y jóvenes se puede prevenir con el juego

http://www.occidente.co/el-bullying-en-ninos-y-jovenes-se-puede-prevenir-con-el-juego/
El bullying en niños y jóvenes se puede prevenir con el juego
Una de las actuales preocupaciones de los padres de familia es el llamado bullying o matoneo escolar, fenómeno del que se ha hablado extensamente en instituciones educativas, académicas y que ha prendido las alarmas de las autoridades en el mundo.
El tema ha sido tratado a profundidad en los últimos años: las causas, consecuencias a corto y largo plazo, perfiles de las víctimas y victimarios; casos de suicidios y asesinatos, resultado del maltrato sistemático en niños y adolescentes, e incluso de teorías epidemiológicas.
Sin embargo, para los padres de familia, quienes muchas veces desconocen cómo anticiparse y preparar a sus hijos adecuadamente para enfrentar este tipo de situaciones en la que aparentemente no tienen control ni mayor incidencia, es fundamental conocer cómo pueden prevenir que sus hijos sean víctimas de este tipo de intimidación o incluso que se conviertan en agresores de sus compañeros.
Los padres de familia deben empezar por entender que la conducta social, en un alto porcentaje, es aprendida y se va conformando a lo largo del ciclo de vida tras un largo proceso de socialización.
Así lo explica María Clara Rodríguez, sicóloga de la Universidad de Los Andes con Magíster en Investigación y Evaluación Curricular de la Universidad Pedagógica Nacional: “Indiscutiblemente   el mundo actual nos exige disponer de mayores competencias para resolver las dificultades  propias de la convivencia, en la cual  el problema no es que los conflictos se presenten, sino la forma en que los resolvemos. En este sentido, el juego, entre otras muchas herramientas, nos puede proporcionar tanto a los padres como a los profesores las mejores oportunidades para recrear situaciones en las que los niños puedan observar diversas rutas para afrontar problemas”.
Algunas investigaciones realizadas por el Departamento de Psicología Experimental de la Universidad de Sevilla y el Departamento de Sociología de la Universidad Pública de Navarra, identifican algunas medidas educativas y preventivas que los padres pueden tener en cuenta desde la infancia hasta la adolescencia, y resaltan la importancia del juego como uno de los más valiosos factores protectores para este tipo de riesgos.
“Los padres y educadores tenemos responsabilidad frente a este proceso, la cual se deberá asumir de manera activa buscando optimizar los momentos de encuentro con los hijos”, resalta la psicóloga María Clara Rodríguez.
¿Cómo ayuda el juego?
- Genera habilidades básicas de interacción social: El juego desarrolla desde la más temprana infancia un sinnúmero de habilidades básicas para interactuar con otros, tales como sonreír y reír, saludar, presentarse y presentar a otro, hacer favores, así como también tener cortesía y amabilidad con los demás.
Desarrolla habilidades para hacer amigos: Es mediante el juego como los niños y adolescentes refuerzan a sus compañeros, reconocen en ellos sus fortalezas en ciertas actividades y están más predispuestos a cooperar y compartir.
Incentiva las habilidades conversacionales: Durante los espacios de juego libre y sin mayor supervisión, los niños y adolescentes inician autónomamente conversaciones espontáneas, invitando a otros a involucrarse e incentivar diálogos que enriquecen su lenguaje y asertividad para comunicarse.
Estimula las habilidades emocionales: Generalmente los adolescentes y niños no se comunican de la misma manera con los adultos que con sus pares y es en el juego donde pueden autoafirmarse positivamente a través de la expresión de sus emociones y la percepción de los sentimientos de los otros. Es esta la oportunidad de los niños y adolescentes para enfrentarse a situaciones en las que se van a ver obligados a defender sus derechos o sus opiniones.
Fortalece habilidades para afrontar y resolver problemas interpersonales: Durante el juego puede haber desacuerdos que llevan a los niños y adolescentes a identificar el tipo de problemas interpersonales que se pueden dar en este proceso de socialización, anticiparse a las consecuencias del conflicto por experiencias pasadas, buscar soluciones, elegir la que consideran puede ser la más adecuada y probarla. De esta manera y con una constante comunicación con los padres de familia, los niños y adolescentes aprenden cuáles son las maneras más asertivas para enfrentar algunas dificultadas interpersonales.
Reafirma valores y principios: Desde muy pequeños los padres de familia inculcan valores y principios en sus hijos, que ellos ejercitan y ponen en práctica cuando interactúan con otros. Es jugando cuando los niños hacen uso de estas valiosas herramientas y reafirman valores aprendidos en casa como el uso de la libertad con responsabilidad, la solidaridad, la justicia, la tolerancia y la alteridad, valor definido en una investigación sobre la educación en valores de la Universidad Autónoma de Barcelona, como la capacidad o condición de reconocer las características del otro, herramienta necesaria e imprescindible para prevenir el bullying.
Inevitablemente, los niños y adolescentes se ven enfrentados a interacciones sociales difíciles y problemáticas como es el caso del matoneo escolar.
Mediante el juego, los padres de familia pueden contribuir a preparar a sus hijos para que enfrenten los conflictos de la manera más asertiva posible.
La socialización óptima y positiva no es solo la ausencia de conflictos, sino el establecimiento de vínculos interpersonales positivos y saludables.

Archivo del blog

Entradas populares

MODELOS DE EVALUACIÓN PSICOLOGICA POR JAVIER LOPEZ B

Trabajo colaborativo 1 para psicodiagnostico de las funciones cognoscitivas, modelos de evaluación psicologica Universidad Nacional A Distancia UNAD